AMEO FRESH AIR SYSTEM

El patentado AMEO FRESH AIR SYSTEM convierte el POWERBREATHER en algo único. A diferencia de los tubos de respiración convencionales, inspirarás y espirarás por dos canales completamente independientes. De este modo, en tus pulmones solo entra aire sin usar y rico en oxígeno. La innovadora técnica de válvulas cuida a la vez de que no pueda entrar agua. Resultado: en el agua respiras con la misma naturalidad que en la tierra.

AMEO FRESH AIR SYSTEM
El revolucionario AMEO FRESH AIR SYSTEM es el primero que separa la inspiración y la espiración por completo. El aire se aspira por dos canales de aire que transcurren de forma paralela (tubos en D) en cuyos extremos se encuentra un innovador sistema de válvulas. La salida de aire se realiza por otra válvula colocada en la boquilla. Esto hace que mientras nadas solo aspires aire fresco. No hay peligro de que vuelva a entrar en los pulmones una parte del aire espirado con gran contenido de CO2, como ocurre con los tubos de respiración disponibles en el mercado. Esto acarrea grandes problemas si se realizan grandes esfuerzos y se nada durante mucho tiempo. En el peor de los casos, lo que se conoce como respiración pendular puede provocar calambres e, incluso, mareos intensos.

Da igual el tiempo y la intensidad con la que entrenes: POWERBREATHER elimina el riesgo de que se produzca la respiración pendular. Esto hace que cumpla todas las condiciones para realizar un entrenamiento de resistencia eficaz.
Poder respirar hondo y sin miedo a atragantarse, esto es lo que consigue el POWERBREATHER con su innovadora técnica de válvulas y su diseño inteligente. Junto con los difusores especialmente desarrollados, mantiene el agua de forma fiable fuera del sistema. Al mismo tiempo se transporta automáticamente al exterior la humedad natural del aire de la respiración así como el agua que haya podido entrar al espirar. Esto hace que puedas respirar en todo momento sin obstáculos. Con los selectos modelos POWERBREATHER es posible incluso darse la vuelta sin que entre agua en las vías respiratorias.

Resultado: un canal de aire libre y seco aporta la máxima seguridad y con ello una sensación de máxima relajación.