04.11.2015

¿Qué hay que tener en cuenta al nadar con POWERBREATHER por primera vez?

Incluso los nadadores más experimentados no deberían empezar a nadar inmediatamente con POWERBREATHER, sino que primero deben familiarizarse con el nuevo equipamiento deportivo. Lo mejor es que primero encuentres un terreno firme, donde el agua no te cubra más allá de los hombros y te pongas tu POWERBREATHER. Coge una posición en la que boca y nariz queden bajo el agua. El final del D-TUBE debe quedar siempre sobre el agua. Ahora puedes empezar a estudiar como respirar, al principio, lo más probable es que sientas cierta resistencia. Esto está causado por las membranas del sistema de válvulas, que por un lado proporcionan al nadador aire fresco, y por otro lado previenen que el agua entre. Tras nadar un par de veces con POWERBREATHER apenas notarás esta resistencia. Además, de esta forma entrenas tus músculos respiratorios, lo que incide de forma positiva en tu resistencia.
Solo una vez que la inhalación y exhalación se realizan de forma perfecta, deberías empezar con tus movimientos de natación. Encuentra más detalles en el Manual del usuario.